Connect with us

ATHLETIC

EL DÉCALOGO DE BERIZZO

NIKA CUENCA

E DUARDO Berizzo es el gran candidato del Athletic para suceder a Cuco Ziganda a partir del 1 de julio. Se hizo entrenador gracias a Marcelo Bielsa, a quien tuvo como técnico en México y con Argentina. El rosarino le incorporó después como ayudante de la selección chilena. Nos apoyamos en una entrevista en la página Entrenadores de Fútbol para conocer algunos detalles puramente deportivos del Toto. Hablamos de sistemas, métodos, filosofía y gustos. Los mensajes son muy conocidos en Bilbao, aunque introduce matices con respecto al rosarino. Habla de la cercanía al futbolista. El grupo es lo primero y se atreve a desafiar a las estrellas, como sucedió en el Celta con Pablo Orellana o en el Sevilla con Steven N’Zonzi.

SUS DIEZ MANDAMIENTOS

1

Mecanismos y autonomía del futbolista: Berizzo fue un jugador lento, de movimientos pesados, por lo que tuvo que confiar en la lectura que hacía del juego: “Sabía que me iba a enfrentar a un fútbol, el europeo, más rápido que yo, así que tuve que interpretar el juego antes de que pasara. De esta manera, siempre imaginé a los delanteros, estudiaba cómo se movían… Siempre me interesó lo que pasa dentro de un partido y por qué pasa. Jugaba los partidos en mi cabeza y transmitía órdenes al equipo”.

Otorga mecanismos a sus futbolistas para moverse en el campo, pero pretende autonomía: “Creo que los jugadores tienen que resolver problemas por decisión propia. Como entrenador hay que nutrirlos de las herramientas para solucionar esos problemas. El futbolista moderno resuelve problemas con soluciones instantáneas y esa solución tiene que ver con un entrenamiento previo y con que la decisión que tome siempre esté encaminada hacia la búsqueda del éxito global del equipo”.

Pretende soluciones automáticas del futbolista sin mirar al banquillo: “Los jugadores actuales están menos comprometidos con el juego. Descansan mucho sobre el entrenador y eso no es bueno para ellos. Hay que enseñarles a asumir, interpretar, pensar, tomar decisiones, tener criterio futbolístico… No que piensen qué hacer y esperar a que la solución venga desde el banquillo. Creo en un futbolista que interprete lo que pasa  o ejecute órdenes automáticas”.

2

La influencia de Bielsa: Siendo su jugador en Argentina y México se quedó muy impresionado por su forma de entrenar. “Tenía una manera muy funcional, todo aplicable, todo con situaciones de partido, todo lo que sucedía en los entrenamientos se llevaba al domingo… Me agradó esa manera de pensar, jugar las ideas de Bielsa como futbolista. Luego, formando parte de su cuerpo técnico conocí su laboratorio, el por qué de los ejercicios, de la táctica. Comulgaba con esa manera de jugar: protagonista, intensa, de imponerse a los rivales. Respecto al diseño de las tareas, algunas son analíticas, con rutinas individuales. Nosotros las hacemos también. Un día de la semana la dedicamos a la mejora y corrección de aspectos individuales: juego aéreo, unos contra unos, distancias con la marca, ayudas… A la velocidad que se juega al fútbol actualmente es impensable imaginar un sistema defensivo desconectado del ofensivo. Siempre en el fútbol se habla de posesión y recuperación. Yo aprendí de Bielsa que siempre hay tiempos intermedios que son: una vez que perdiste el balón, cómo pasas a recuperarlo; y una vez que recuperaste la posesión, cómo pasas a jugar. Esos momentos son importantísimos”.

3

No hay por qué adaptarse a los jugadores: “Uno como entrenador aprende del equipo al que dirige. No es lo mismo entrenar a una selección que a un club. Las características de los jugadores te hacen descubrir la mejor manera de jugar y decidir cómo actuar, ser más verticales o dar mayor importancia a la posesión… Al final, es el futbolista el que tiene que decidir qué hacer. Es muy importante coger cosas de lo que te dicen los jugadores. No significa que el entrenador se tenga que adaptar a los jugadores. Al contrario. Lo que planteamos a los futbolistas son diferentes formas de juego y dejamos que tomen la decisión que consideran más idónea en ese momento”.

4

Una semana de entrenamientos: Berizzo tiene una estructura muy clara de la semana de trabajo: “El primer día dividimos la sesión en dos partes: una para rutinas individuales y otra para competición en espacios reducidos. El segundo día, trabajamos por líneas y competimos en espacios más grandes. El tercero, nos enfrentamos formando a una parte del grupo como si fuera el rival al que nos enfrentamos en el siguiente partido. El cuarto día, bajamos la carga y la intensidad haciendo rondos, fútbol-tenis… Y el quinto día,preparamos al equipo tácticamente, escogemos al once inicial y jugamos un partido para corregir cosas”.

5

La presión, intensa y lo más alta posible: El cordobés concede gran importancia a la preparación estival para instaurar la forma de jugar del equipo; qué movimientos hacer, dónde hacer la presión, dónde circular, dónde cambiar de velocidad… Es el momento de instalar conceptos que den estructura al equipo. Busca jugar siempre con presión intensa lo más arriba posible independientemente del rival y del campo. Para ello hace ejercicios y tareas que estimulen y provoquen esa presión: “Creo que el futbolista debe saber qué hacer, cómo hacerlo y cuándo hacerlo. Necesitamos esa organización para quitar el balón. Realizamos tareas con equipo completo yendo y viniendo sin balón, presionando, volviendo, acortando distancias… y después trabajamos línea por línea. Invertimos mucho tiempo en entrenamientos y ejercicios para conseguir una estructura de equipo”.

6

El ataque posicional: Busca las asociaciones por la banda que tan bien funcionaron en la época de Bielsa. Incide en que el lateral se asocie con el extremo y con el interior de ese mismo lado y que el triángulo de medios tenga mucho movimiento para dar ventaja a los jugadores de banda y laterales para que se incorporen: “Creo mucho en el dinamismo y en el desarrollo del juego por dentro a partir de la movilidad de los volantes para, posteriormente, abrir a bandas. Usamos un sistema de presión cuando no tenemos el balón totalmente dependiente del rival. Vamos a donde el rival esté. Depende de la distribución que tenga el rival, apretamos de una manera o de otra y  variamos según el esquema rival. En cambio cuando tenemos el balón, jugamos según nuestro esquema de juego que es 1-4-3-3. Por ejemplo, para defender, uno de nuestros medios se va a la banda y formamos con línea de 5. En cuanto recuperamos, ese jugador vuelve a su posición inicial. Gracias a la versatilidad de los jugadores que tenemos, lo que intentamos lograr es que defiendan cerca de la zona donde juegan. Con una formación, tener varios esquemas”.

El 4-3-3 no es un sistema innegociable pero es el que más le gusta “porque los volantes tienen mucha libertad para jugar y así es difícil que el rival sepa por dónde pueden aparecer. Deben tener capacidad de llegada. Cuando esos volantes mezclan entre sí y engranan el juego, mis equipos logran jugar bien siempre. Creo en una línea defensiva de 4 jugadores y en una línea de ataque de 3. La otra línea de 3 es la que tiene toda la libertad del mundo para moverse y generar juego”.

7

El Athletic de Valverde: A Berizzo le gustan los equipos que tienen un sello muy marcado y con una identidad muy clara por parte de su entrenador, “en donde se ve en sus movimientos y conceptos en cada partido”. Señala a Marcelino. “El Athletic de Valverde era otro equipo con mucha identidad que sabe perfectamente a qué juega y dónde puede hacer daño al rival”. También le gustaba por su intensidad el Sporting de Abelardo. Le encantan los equipos que, además de tener muy buenas individualidades, no descuidan el aspecto colectivo. “Este aspecto tiene que ver mucho con la continuidad del entrenador en el club, con la idea desarrollada, plasmada y probada”.

8

Su evolución y deberes: “Debo evolucionar en dotar al equipo en movimientos que provoquen sorpresa en el rival, como por ejemplo subidas de laterales en diagonal por dentro, no solo por banda. Encontrar esas superioridades interiores por la llegada de los laterales. También pienso en la funcionalidad del líbero, que no solo tuviera ese carácter defensivo que se le presupone, sino que se suelte en más partes del campo en busca de superioridades. Esa figura la debería asumir el pivote, el mediocentro. Realmente esto es fantasear sobre una serie de conductas que luego es verdad que es difícil de concretar pero quién sabe si alguna vez se pueden empezar a ver”.

9

Su cuerpo técnico: Son cuatro ayudantes. “Dentro de las relaciones profesionales lo más importante son las relaciones humanas. Si no nos llevamos bien, no podemos trabajar por muy bueno que sea uno. Por eso, lo primero es reconocerles una paciencia infinita que hace que nos llevemos muy muy bien. Así Pablo Fernández es nuestro preparador físico y que, además de llevar el apartado condicional del equipo, se encarga de la logística fuera del campo. Organiza viajes, hoteles y todas las cuestiones sociales que afecten al equipo. En la organización del aspecto físico siempre combina su trabajo con el nuestro. Como nos reunimos antes de iniciar la sesión, ese es el momento para poner el contenido que va a desarrollarse tanto físico como táctico y es cuando lo hacemos de manera conjunta”. Carlos Quirlux es el entrenador específico de porteros que se encarga de la mejora en ese puesto tan específico y, por supuesto, combinado con el trabajo del resto del equipo. Ernesto Marcusi y Roberto Bonano tienen un trabajo enorme fuera de lo que es la sesión de entrenamiento. “Nos obligamos a ver todos los partidos y hacemos una cosa que aprendí de Bielsa que llamamos ¨la canchita¨ y que consiste en pasar a gráfico todos los sistemas y jugadores de cada equipo de la Liga. Así, filtramos información específica para luego poner en el vídeo que vamos a proyectar en la charla (de unos 15 minutos) a los jugadores. No solo del último partido del rival, sino desde que se inició el campeonato. Conductas que se pueden dar una vez o que se repitan en cada jornada. Ernesto se encarga del aspecto ofensivo del rival y Roberto del defensivo y balón parado”.

berizzo celta

10

Cercanía con el futbolista: Le gusta ser muy cercano al jugador, pero que no entienda que esa cercanía es sinónimo de distensión: “Al contrario, me acerco para pedírtelo de cerca pero necesito que me lo des. Exijo mucho, pero los jugadores saben que busco su mejor forma. Siempre les digo que un futbolista tiene que ser todo lo bueno que puede ser, ya sea con la exigencia del entrenador detrás o sin ella. Si lo logra, ya siempre va a entrenar al máximo. El que no lo hace, yo estoy haciendo que su peor día sea su mejor día. Creo mucho en la parte humana. Entrenamos personas que tienen que estar motivadas, contentas. Para jugar bien, deben estar liberados. Los entrenadores debemos inspirar a los jugadores y hacer que el equipo sea cada vez mejor a partir de ellos mismos. Ese compromiso es el que les demando. Les digo que el equipo es de ellos. Todos los equipos tienen alma. Y el alma de un equipo lo forman ellos”.

Siga leyendo
Aviso
1 Comentario

1 Comentario

  1. Aitor Baltziskueta

    abril 16, 2018 at 12:57 pm

    Me gusta el ideario y sobre todo me gusta que lo vi en acción en un Celta que alcanzó las semifinales de la EL.. Vamos que hay una prueba de que funciona. No ha ocurrido lo mismo con todos los entrenadores que ha tenido el Ath. Algunos han llegado al primer equipo sin demostrar gran cosa…

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LOS TEMAS MÁS VISTOS

FACEBOOK

Copyright © 2017 FIEBRE DEPORTIVA SL redaccion@fiebredeportiva.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
CANTERA
Berizzo probará a Raúl García detrás de Muniain
Etxeita, rumbo a Huesca dos años, no viaja a Holanda
Un equipo que huele a titular arrolla al Barakaldo
Novedades para empezar la temporada

No hay fichajes, pero sí cambios en la estructura técnica de...

“No se nos puede exigir en 15 años el nivel que alcanzaron los hombres en más de 100”

ENTREVISTA / AINHOA TIRAPU

Damaris Egurrola, en el equipo ideal de la Liga Iberdrola

La jovencísima jugadora del Athletic, entre las más votadas por entrenadores...

Un duro rival en semifinales

El Athletic se enfrenta al Barcelona por una plaza en la...

MUNDIAL DE RUSIA 2018
Un justo campeón del Mundo

Francia fue la mejor selección del campeonato aunque su fútbol no...

La hercúlea Francia ya es bicampeona

Aplasta 4-2 por su poderío atlético y manual táctico a la...

Francia y Croacia disputarán la inédita final del Mundial de Rusia 2018

Las semifinales de la Copa del Mundo dejan con la miel...

GIRO DE ITALIA 2018 ITZULIA 2018 TOUR DE FRANCIA 2018
Ciudades con encanto

Magnus Nielsen gana la etapa por delante de Jon Izagirre en...

Doce triunfos vizcaínos en el Tour

Desde Federico Ezquerra hasta Omar Fraile, sólo David Etxebarria repitió victoria...

A sangre fría

El santurtziarra Omar Fraile consigue a lo grande la primera victoria...

Jon Rahm no pasa el corte en el British Open

Una desastrosa segunda jornada le hace despedirse de Escocia antes de...

Inacabada remontada de Jon Rahm en el Irish Open

El vigente campeón finaliza en el 4º puesto

Jon Rahm recupera buenas vibraciones y finaliza 5º el Open de Francia

El sueco Alexander Noren campeona en Guyancourt

Jon Rahm no pasa el corte de un US Open que revalida Brooks Koepka

A lo largo de las dos únicas jornadas disputadas, el vasco...

¿ES EL ENEMIGO?: QUE SE PONGA

JON RIVAS

NO A LA PORNOGRAFÍA INFANTIL

JON RIVAS

EL AVISO DEL LEÓN

DAVID ESPINAR Analista deportivo y de comunicación

¡OH CAPITÁN, MI CAPITÁN!

IÑIGO MARKINEZ

Jonnhy Sexton, una retirada a tiempo

El apertura irlandés falló dos golpes y tras unas molestias en...

Los rusos toman Fadura

El Enisei vence al Heidelberg alemán en la final de la...

Con los nervios de acero

Un golpe transformado por el neozelandés Gareth Anscombe en el último...

La final de la Champions Cup de rugby pone el cartel de “no hay entradas”

Quedan aún alrededor de 2.500 localidades para la final de la...