Connect with us

TOUR DE FRANCIA 2018

El Tourmalet hace soñar

El ataque de Landa en la ascensión desarbola la carrera aunque no llega a su fin por el trabajo del Lotto y Dumoulin

Mikel Landa, con el dorsal 75, por delante del grupo en la ascensión al Tourmalet. @ASO

Etapa 19 / 27 de julio / Lourdes–Laruns / 200,5 Kms.


El Tourmalet es el lugar de la épica. Allá donde Octáve Lapize les gritó “¡asesinos!” a Alphonse Steinès, –que en realidad se llamaba Johann Stenger y era luxemburgués–, y los demás organizadores del Tour que se habían creído la patraña de éste cuando envió el telegrama: “Ruta perfectamente practicable”. Había atravesado la montaña en invierno, a pie, entre la nieve y al ver las primeras luces de Barèges, de madrugada, escuchó una voz: “¿Quién va? Dígalo o disparo”. Quien le requería Era Monsieur Lanne-Camy, el corresponsal de L´Auto, que alertado por Dupont, el chofer de Steinès, había salido a su encuentro. De aquel viaje, de aquel telegrama, surgió  Lapize, que fue el primero en atravesar el Tourmalet, mala vuelta en el dialecto local. Lo hizo a veces montado en la bicicleta, a veces a pie, empujándola, por aquellos caminos de piedra y gravilla que eran primero feudo de los osos y después reino de ciclistas.

Allí fue, en esa ascensión desde Saint Marie de Campan, donde Eugéne Christophe arregló su bicicleta en la forja después de siete kilómetros con ella a cuestas, donde Mikel Landa intentó trazar su camino hacia la gloria, cuando quedaban 101 kilómetros, el sueño de un escalador valiente. El Tourmalet inspira a los grandes corredores. Allí dibujó Eddy Merckx su fama de caníbal, cuando en un ataque de celos se adelantó a su gregario Martin Vandenbossche, y no le dejó coronar en cabeza, para completar después, en solitario 140 kilómetros hasta la meta.

Landa quiso poner el Tour patas arriba en el Tourmalet, sin apriorismos, a sabiendas de que Nairo Quintana no estaba para muchos trotes. Algo adivinó en las piernas de Thomas, de Froome, de Dumoulin. O tal vez no vio nada, pero se la jugó a la carta del  Tourmalet, que  fue gloria para Landa, para su afán aventurero, acompañado de Andrei Amador, el costarricense generoso, que se vació por el alavés. Según se va enrareciendo el oxígeno en el ambiente, a partir de La Mongie, después de varios kilómetros de esfuerzo, mejor se sentía Landa, camino de esa cima que en invierno sólo alcanzan los esquiadores más expertos. El líder y sus acompañantes se cocían en su propio jugo mientras Landa, Bardet, Majka, Zakarin y el imprescindible Amador abrían hueco. Se ahogaba el Sky en sus dudas razonables mientras aumentaba la ventaja en el descenso por la ruta hacia el Circo de Gavarnie.

Delante Alaphilippe, el efervescente, amarrando el jersey de puntos rojos, feliz al atravesar el primero la cima, con sus cabriolas en las curvas. Y atrás Landa, llegando con Amador, con el podio a tiro, tal vez un sueño cuando quedan tantos kilómetros, pero en algo hay que soñar cuando se asciende el Tourmalet para no volverse loco, ni llamar asesinos a los organizadores, que suben cómodos en su Skoda rojo, con el número 1 en la placa y aire acondicionado en el interior.

En el descenso son diez y Landa los que buscan la gloria. Majka, Bardet, Jungels, Zakarin, Alaphilippe, Amador, Nieve, Gorka Izagirre, Barguil y Kangert. Landa ha ascendido a la cima en 24.38. Sólo Bardet, dos segundos más rápido, le supera. Froome ha tardado 25.30; Nairo 25.33. En el descenso, el vasco tarde 16m41s. Otro vasco incansable, Castroviejo, que tira del líder, va más lento. 16.50. Se amplían las diferencias por el trabajo de Amador, descendiendo hacia Baréges; en las curvas camino de Luz Saint Sauveur, en los túneles y las galerías que protegen de las nevadas junto al río Le Basten.

Se mantiene el sueño de Landa, el podio está cerca, son más de tres minutos y echa cuentas. Todos los que le ven por televisión echan cuentas. Hay momentos en los que el liderato está a sólo un minuto. Es la grandeza del Tourmalet.

Pero entonces cambia el panorama. El Aubisque hace sombra camino de la meta en las verdes praderas de Laruns. La ascensión se trocea en varias partes. Entonces, cuando Andrei Amador ya ha gastado hasta el último gramo de energía y, generoso en el esfuerzo y el avituallamiento, reparte también comida y bebida entre los rivales, empiezan los movimientos, algunos de ellos inusuales. De repente Robert Gesink, del Lotto, se convierte en un tractor que tira del pelotón y reduce las diferencias. Se les está colando Mikel Landa en el podio, un enemigo indeseado.

Lo mismo hace Dumoulin. Todos parecen luchar más a favor del Sky que en contra, como si vieran en él un enemigo inalcanzable y se tuvieran que dedicar a otros objetivos más asequibles.

El equipo británico va disminuyendo a medida que crecen sus colaboradores externos. La épica del Tourmalet se desdibuja en el Aubisque troceado  mientras Froome sufre a cola del grupo y empieza a perder tiempo. Se le ve débil, aislado. Y su debilidad y su aislamiento debilitan y aíslan también a Geraint Thomas, que mantiene el tipo porque Dumoulin le hace el trabajo sucio cuando Roglic –en el momento en que Landa es una silueta cercana en el horizonte–, empieza a despertar del letargo en el Soulor.

Al Sky le salen colaboradores cuando Bernal y Froome tiritan por detrás. Mientras el sueño de Landa ya es una entelequia y todos se juntan poco después de la cima del Aubisque, otro mito del Tour, empieza a vislumbrarse otra carrera, y tal vez no la de este año, –aunque quedan por repartir los puestos en la contrarreloj vasca de mañana–, sino la de las ediciones posteriores, porque Froome empieza a dar signos de debilidad, y con él, el Sky que se mantiene gracias a Thomas; y Roglic emerge para ganar la etapa, seguramente el podio, y también mucho crédito; el que mantiene Dumoulin; el que también tiene Landa y su espíritu valiente en el Tourmalet, en una etapa que en algunos momentos nos pareció que podía ser antológica. El Tourmalet hace soñar.

REACCIONES
MIKEL LANDA. “Había que probarlo de lejos y me voy tranquilo por haberlo intentado. Cuando he arrancado en el Tourmalet sabía que sería muy difícil, pero en algunos momentos he llegado a soñar con la etapa e incluso con el podio en la general. El trabajo del equipo ha sido enorme, especialmente de Andrey, que ha demostrado ser un corredor impresionante y un tío increíble. Por desgracia, ha sido un día muy complicado, con bajadas en las que dar muchos pedales, compañeros de viaje que a veces no entregaban todo lo que tenían… y que atrás también se han obcecado mucho, hasta cazarnos en el Aubisque. En esa bajada Roglic nos ha tomado unos metros y me he quedado fuera de la disputa de la etapa. Ha sido una lástima no poder corresponder al trabajo de Amador, pero siempre hay equipos con intereses por ahí: el trabajo de Katusha para defender un 10º puesto; Lotto poniendo ritmo y haciéndole también el trabajo a Sky… Siempre aparece uno que nos amarga la ‘fiesta’. Nairo y yo habíamos hablado antes de la etapa y él estaba con ganas, aunque quizás no haya podido estar tan fresco como antes de la caída; supongo que al final le ha pasado factura. Ha sido un Tour en el que he tenido de todo, momentos buenos y malos. Mañana me gustaría hacer una buena contrarreloj y terminar de asentar la línea de resultados tan regular que he tenido este año. Es la primera que vengo al Tour con verdaderas aspiraciones -el año pasado hice 4º no sé si de rebote, pero sin venir a pelearlo- y por ello, me iré satisfecho independientemente de cómo acabe tras la CRI
GERAINT THOMAS:Los chicos realizaron una gran etapa hoy. Los rivales nos pusieron en una posición muy complicada y aun así seguimos corriendo muy bien, juntos y tranquilos. Para mañana, no doy nada por hecho. La ventaja me permite tomar menos riesgos, pero no puedo dormirme. Roglic y Dumoulin son dos buenos rivales. Simplemente tengo que hacer la mejor crono que pueda. Es un recorrido duro. Lo hice tres veces después del Dauphiné y vi que había rampas por todos lados, así que estaremos obligados a guardar un punto de energía hasta el final”.
PRIMOZ ROGLIC: “Ha sido una locura, pero la sensación es muy bonita. Tenía muy buenas piernas hoy e intenté aprovecharlas varias veces. Salió perfecto. En el descenso, abrí un pequeño hueco y sabía que les resultaría muy difícil cerrarlo, así que seguí pedaleando tan rápido como pude. Cuando a 5 de meta me dijeron que tenía 10 segundos de ventaja, seguí apretando. No he pensado en ningún momento en el podio, sino en la victoria de etapa. La contrarreloj está hecha a medida, pero el recorrido es el mismo para todos. Mañana será un día diferente con un nuevo objetivo. No estoy preocupado por Tom Dumoulin o Chris Froome: sólo me ocupo de mí mismo”.

Siga leyendo
Aviso
Toque aquí para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LOS TEMAS MÁS VISTOS

FACEBOOK

Copyright © 2017 FIEBRE DEPORTIVA SL redaccion@fiebredeportiva.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
CANTERA
Josu Urrutia dice que no hubo oferta “concreta” por Oyarzabal
La prueba del nueve para el diez
Sólo 50 millones por Oyarzabal
El equipo de Agirre ya está en marcha

El técnico rojiblanco contará con el fichaje de Marta Unzué,...

Novedades para empezar la temporada

No hay fichajes, pero sí cambios en la estructura técnica de...

“No se nos puede exigir en 15 años el nivel que alcanzaron los hombres en más de 100”

ENTREVISTA / AINHOA TIRAPU

Damaris Egurrola, en el equipo ideal de la Liga Iberdrola

La jovencísima jugadora del Athletic, entre las más votadas por entrenadores...

MUNDIAL DE RUSIA 2018
Un justo campeón del Mundo

Francia fue la mejor selección del campeonato aunque su fútbol no...

La hercúlea Francia ya es bicampeona

Aplasta 4-2 por su poderío atlético y manual táctico a la...

Francia y Croacia disputarán la inédita final del Mundial de Rusia 2018

Las semifinales de la Copa del Mundo dejan con la miel...

GIRO DE ITALIA 2018 ITZULIA 2018 TOUR DE FRANCIA 2018
Una buena tarde que se estropea

Julian Alaphilippe se lleva la Clásica de San Sebastián marcada por...

La mejor carrera del mundo

Alex Aranburu logra su primer triunfo como profesional en el Circuito...

Equipo rico, equipo pobre

El Sky se embolsa 728.630 euros en premios y el Education...

Meritoria 4ª posición final para Jon Rahm en el PGA Championship

El estadounidense Brooks Koepka releva en el palmarés a su compatriota...

Jon Rahm finaliza 17º el Mundial

Los 275 golpes totales le alejan a diez del campeón Justin...

Jon Rahm no pasa el corte en el British Open

Una desastrosa segunda jornada le hace despedirse de Escocia antes de...

Inacabada remontada de Jon Rahm en el Irish Open

El vigente campeón finaliza en el 4º puesto

YO ME BAJO

JON RIVAS

LEZAMA Y EL FÚTBOL MODERNO

BORJA REVILLA Ex jugador de Basconia, inferiores del Athletic, Amurrio, Barakaldo, Getafe...

¿ES EL ENEMIGO?: QUE SE PONGA

JON RIVAS

NO A LA PORNOGRAFÍA INFANTIL

JON RIVAS

Jonnhy Sexton, una retirada a tiempo

El apertura irlandés falló dos golpes y tras unas molestias en...

Los rusos toman Fadura

El Enisei vence al Heidelberg alemán en la final de la...

Con los nervios de acero

Un golpe transformado por el neozelandés Gareth Anscombe en el último...

La final de la Champions Cup de rugby pone el cartel de “no hay entradas”

Quedan aún alrededor de 2.500 localidades para la final de la...