Connect with us

OPINIÓN

LEZAMA Y EL FÚTBOL MODERNO

BORJA REVILLA
Ex jugador de Basconia, inferiores del Athletic, Amurrio, Barakaldo, Getafe y Cultural

LOS últimos días del mercado veraniego de la Premier League han concluido con el lanzamiento de un nuevo torpedo de profundidad contra el casco del acorazado rojiblanco. Esta vez, además, el torpedo lleva una carga más potente que los que han impactado en ocasiones anteriores, pues el jugador que nos abandona en esta ocasión es un chaval de aquí; nacido y criado en Bizkaia. Por si esto fuera poco, la sensación que nos deja la marcha del mutiko es que el destino no era tan determinante como sus ganas de abandonar el nido.

Hace no demasiado tiempo, el argumento o recurso al que se acudía en estas situaciones era la confrontación entre el dinero y el amor a los colores. Se trataba de poner en valor una idea de fútbol diferenciada de la que imperaba en el fútbol internacional. En el caso particular de equipos con estructura formativa como el Athletic, la variante utilizada era la de “cartera contra cantera”. Aquí la confrontación iba más allá, pues comparaba una fábrica de sueños contra el lobby económico-deportivo.

Años después, cuando esa distancia entre los poderosos y el resto del mundo ya no es una brecha sino una falla tectónica, cuando las cantidades desembolsadas por los traspasos ya no son excesivas sino obscenas y los contratos se firman con lapicero sobre papel charol, la frase del momento es la de “guerra al fútbol moderno”, dando un paso más en esta comparación entre “poder y pueblo”.

Tras el meteórico fichaje de Kepa por el Chelsea, resulta sencillo para cualquier Athleticzale identificar nuestro lugar en esta guerra. No hay disyuntiva; estamos en el lado de la cantera, en la trinchera del amor a los colores; somos la parte contratante que firma con sangre. Claro que, como todo en esta vida, la perspectiva es fundamental. Porque acto seguido a mentar los colores y nuestra particular idiosincrasia, abrimos la cartera con los millones, encendemos un buen Cohíba y comenzamos nuestra particular lista de la compra: Oyarzabal, Illarramendi, Herrera… En cuestión de minutos hemos cambiado la trinchera de las milicias por el frente gubernamental y cogido el cañón más grande de la armería.

Si decidimos ser diferentes no es porque lo hemos sido siempre o porque así lo pone en los libros de historia del Athletic. Debemos serlo porque actuando de forma distinta al resto obtenemos algo que nadie más obtiene. Lo contrario es una patochada. ¿De qué me sirve apelar al sentido de pertenencia de mis jugadores, si la mitad de la plantilla la obtengo a golpe de talonario? ¿No somos capaces de darnos cuenta de que, cada vez que actuamos así (Iñigo Martínez) hacemos un poco más grande al monstruo? Entiendo y comparto que el Athletic actuase como actuó en aquella ocasión, pero también soy capaz de ver que haciéndolo nos convertimos en parte del problema. No seamos tan cínicos de poner “Guerra al fútbol moderno” en el perfil de twitter, mientras debatimos si pagar la cláusula de Illarra u ofrecerle 5 netos a Herrera.

Afortunada o desgraciadamente, este último lustro nos está dejando numerosas lecciones. Nos ha escupido en la cara la cruel certeza de que el sentido de pertenencia no es algo tan arraigado en el vestuario como pensábamos (Javi Martínez), que no se adquiere de forma automática criándote en Lezama (Llorente, Laporte) y que tampoco tiene en cuenta el lugar de nacimiento o lo que se mama en casa (Herrera). El último baño de realidad ha sido comprobar que ni siquiera podemos fiarnos de que el jugador en cuestión sea de aquí, del Athletic y lleve en Lezama desde los 9 años. Sí; parecen buenas condiciones para que este sentimiento florezca, pero si comparas los ejemplos mencionados con los de Gurpegui, Iraola, Susaeta o Muniain, la conclusión es que no hay conclusión. Por si esto fuera poco desconcierto, alguno de los casos mencionados también ha derribado el mito de que el jugador que se marcha, lo hace por dinero. No siempre ha sido así y esto duele y desorienta a partes iguales.

No debemos, sin embargo, darnos por vencidos. Tenemos la obligación de encontrar nuestro sitio en esta locura. No podemos dejarnos llevar por la inercia del fútbol actual porque destruiríamos lo que somos, pero tampoco podemos aceptar ser el tonto útil que aporta el toque exótico y baila el agua a los más poderosos; no nos queda otra que buscar un equilibrio.

Y trabajemos para crecer deportivamente. Para ser atractivos para los jugadores, debemos serlo deportivamente. Hemos aprendido que, ni siquiera en el Athletic, el jugador de fútbol actual no mira los colores. Y que no siempre se mueve por dinero… o no solamente por dinero. Lo que sí deberíamos tener claro es que se mueven en parámetros mediáticos y competitivos. Un equipo que disputa la Champions regularmente es un caramelo. Busquemos, por tanto, ser ese caramelo.

Más de uno pensará que esto es una utopía. A quienes lo hagan, les recordaré que pocos meses antes de que el Bayern se llevase a Javi Martínez a golpe de cláusula de rescisión y nos despertarse al mundo real, el Athletic rara vez jugaba competiciones europeas y dichas participaciones nunca iban más allá de la fase de grupos. Cinco años después, vemos como un fracaso no disputar la Europa League. Si lo pensamos así, el caramelo no queda tan lejos.

Por tanto, tranquilidad. Equilibremos las necesidades y los objetivos, evaluemos la plantilla, veamos los recursos de nuestra fábrica y, en caso de detectar una necesidad, busquémosla fuera. Porque, como siempre, la solución la tenemos en casa: Lezama. Es la que nos ha traído hasta aquí y la que nos impulsa a seguir adelante.

Siga leyendo
Aviso
Toque aquí para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LOS TEMAS MÁS VISTOS

FACEBOOK

Copyright © 2017 FIEBRE DEPORTIVA SL redaccion@fiebredeportiva.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
CANTERA
Josu Urrutia dice que no hubo oferta “concreta” por Oyarzabal
La prueba del nueve para el diez
Sólo 50 millones por Oyarzabal
El equipo de Agirre ya está en marcha

El técnico rojiblanco contará con el fichaje de Marta Unzué,...

Novedades para empezar la temporada

No hay fichajes, pero sí cambios en la estructura técnica de...

“No se nos puede exigir en 15 años el nivel que alcanzaron los hombres en más de 100”

ENTREVISTA / AINHOA TIRAPU

Damaris Egurrola, en el equipo ideal de la Liga Iberdrola

La jovencísima jugadora del Athletic, entre las más votadas por entrenadores...

MUNDIAL DE RUSIA 2018
Un justo campeón del Mundo

Francia fue la mejor selección del campeonato aunque su fútbol no...

La hercúlea Francia ya es bicampeona

Aplasta 4-2 por su poderío atlético y manual táctico a la...

Francia y Croacia disputarán la inédita final del Mundial de Rusia 2018

Las semifinales de la Copa del Mundo dejan con la miel...

GIRO DE ITALIA 2018 ITZULIA 2018 TOUR DE FRANCIA 2018
Una buena tarde que se estropea

Julian Alaphilippe se lleva la Clásica de San Sebastián marcada por...

La mejor carrera del mundo

Alex Aranburu logra su primer triunfo como profesional en el Circuito...

Equipo rico, equipo pobre

El Sky se embolsa 728.630 euros en premios y el Education...

Meritoria 4ª posición final para Jon Rahm en el PGA Championship

El estadounidense Brooks Koepka releva en el palmarés a su compatriota...

Jon Rahm finaliza 17º el Mundial

Los 275 golpes totales le alejan a diez del campeón Justin...

Jon Rahm no pasa el corte en el British Open

Una desastrosa segunda jornada le hace despedirse de Escocia antes de...

Inacabada remontada de Jon Rahm en el Irish Open

El vigente campeón finaliza en el 4º puesto

YO ME BAJO

JON RIVAS

LEZAMA Y EL FÚTBOL MODERNO

BORJA REVILLA Ex jugador de Basconia, inferiores del Athletic, Amurrio, Barakaldo, Getafe...

¿ES EL ENEMIGO?: QUE SE PONGA

JON RIVAS

NO A LA PORNOGRAFÍA INFANTIL

JON RIVAS

Jonnhy Sexton, una retirada a tiempo

El apertura irlandés falló dos golpes y tras unas molestias en...

Los rusos toman Fadura

El Enisei vence al Heidelberg alemán en la final de la...

Con los nervios de acero

Un golpe transformado por el neozelandés Gareth Anscombe en el último...

La final de la Champions Cup de rugby pone el cartel de “no hay entradas”

Quedan aún alrededor de 2.500 localidades para la final de la...