Connect with us

GIRO DE ITALIA 2018

Romance de valentía

Simon Yates gana su tercera etapa con una clase de ciclismo y distancia aún más a Dumoulin y Froome

El irlandés Simon Yates, en su entrada a la línea de meta en Sapadda. FOTO RCS

20 de mayo / Etapa 15 / Tolmezzo-Sapadda (176 Kms.)


Hay ciclistas que tienen el gen de la osadía por todo el cuerpo, de la valentía si se prefiere, incluso pertenecen a equipos que cultivan la misma genética y disponen de directores que también hacen del riesgo un factor emocionante. Simon Yates es uno de esos ciclistas que lo cultivan todo a la vez. Dificil encontrarle dónde habita el miedo, donde se esconde ese grado de conservadurismo al que siempre invita el éxito, por rebelde que uno sea. Yates no es un ciclista habitual, de los que se mira la maglia rosa y sueña con no mancharla con gota de gel alguna, de protegerla y que sean otros los que aspiren a quitársela. La osadía, siempre la osadía en la cabeza, en la etapa que sea con tal de que sea espinosa, intrincada, compleja. Entonces se despoja de su maglia y corre a pecho descubierto, como si ni fuera el lider pero siéndolo, buscando sus objetivos en cada piedra del camino, en cada montículo del asfalto.

Los 16 últimos kilómetros de Simon Yates fueron sencillamente espectaculares. La osadía dejó el trono y de un salto se puso a vigilar al grupo de favoritos. Yates no atacaba y se esperaba su hachazo homicida por la necesidad de distanciar a Dumoulin, su rival en la contrarreloj. Los ciclistas osados nunca miran hacia atrás salvo para tomar referencias, una o dos veces,no más. El Sunweb de Dumoulin había acelerado la marcha como buscando las cosquillas al equipo autraliano de Yates. Quizás el movimiento irritó al ciclista británico, que se echó a su derecha, miró hacia atrás y vio que su compañaro de equipo circulaba cinco o seis puestos por detrás.Volvió a mirar y el muchacho no avanzaba en aquella subida dura pero corta de segunda categoría real. Así que decidió contradecir al poeta José Agustín Goytisolo cuando escribió que “un hombre solo, una mujer / así tomados de uno en uno / son como polvo, no son nada”. El no era polvo, como no fuera de estrellas. Y decidió arrancarse con ese cimbreo ágil,sobre la bicicleta, con su costillar delgado y bailarín, sostenido por dos gemelos idénticos y fornid os, distinta musculatura en una carcasa compacta. Se fue con agilidad hasta que llegó Miguel Ángel López, el colomb iano que anda buscando su día y no lo encurntra del todo: o le sobra lluvia o le falta sol. Dumoulin cedió en su primera flaqueza de la tarde. Pero al final Yates volviò al redil de aquel grupo que tanto le incordiaba.

Tomó aliento, ajustó las manos al manillar, ya sin sudor en los guantes, y volvió a levantarse sobre la bicicleta para manejar otro hachazo helado como en la elegía de Miguel Hernández. Y este sí atravesó el tronco. Se fue por la profunda hendidura; Yates se fue como si fuera en coche metiendo marchas electrónicas sin fin y alejándose de aquellos rivales, tan habituales que ya parecían compañeros.Y se fue y se fue dejando muy atrás a Froome, el primero em sucumbir en un grupo cortado por los gemelos idénticos de Yates que no miraba hacia atrás ni para medir lo que tardaba en diluirse el aliento de sus perseguidores en el viento de los Dolomitas. Ni miraba ni olìa, pedaleaba, mientras alejaba a Dumoulin y a Froome,los dos aventajados de la contrarreloj (quizás lo mejor del mundo). La jugada estaba saliendo perfecta.

La osadía,se estaba comvirtiendo a marchas forzadas en la traducciòm británica del Romamce de Valentìa de Rafael de León, porque los romances, en el fondo, son asuntos uniersales. “Todas las noches saltaba / sin miedo la talanquera / y a cara o cruz se jugaba / al toro la vida entera”. Cambien talanquera por pelotón y toro por bicicleta y tendrán un torero inglés nacido en Bury, Manchester, pleno de osadía, sin miedo al miedo y la ambiciòn rayana en la desmesura.

La etapa dolomitica pasaba por ser un romopepiernas, pero em realidad era de una exigencia máxima y requería de una lectura singular, hasta donde llevaran los ojos, hasta donde condujeran las piernas. Yates atacó en los momentos justos y luego aprovechó dos circuntancias: subia mejor que ninguno y los descensos, largos y dificiles eran más proclives para un ciclista solo, que para un grupo.

Froome, acompañado por el infatigable Poels, se rindió promto demostrando que su resurrección del sábado fue solo un efecto virtual de adrenalina de largo recorrido. Y Dumoulin, daba demasiadas muesras de flaqueza solo resueltas por la paciencia con las que la negociaba para evitar la debacle que por momentos amenazaba. Un ataque inesperado al grupito de Carapaz dejó desnudo al holandés, incapaz de seguir al grupo. Parecía el fin de Dumoulin, parecía el fin del Giro. Pero la paciencia le salvó. La paciencia y las ocurrencias de los perseguidoresde Yates que a falta de un kilómetro para la meta, con Yates ya feliz, circulanco entre el público, se pusieron a gambetear en la carretera como ensayando un sprint de pistards en busca quizás de las boficiaciones. A Dumoulin este juego de garzas le permitiò alcanzarlos. Es verdad que el viento de los Dolomitas hace más daño que el dolor de cabeza y altera azoteas y ventanales. O quizás la forma de correr de Yates fue tan poderosa y sutil que dejó a sus rivales como a un grupo de botarates intentando resolver el cubo de Rubik. Aún sí, Dumoulin se dejó 41 segundos en meta y ahora se encuentra a 2,11 de Yates (más de lo que pedía el inglés) mienras Froome circula a 4,52 minutos. Peor le fue a Aru que se cargó una minutada. Penita daba el taliano rogando al cámara de la moto que dejara de enfocarle el dolor y la trsiteza enfermiza de un ciclista vencido. Quizás mañana descanse y ya no vuelva.

Todo le salió a pedir de boca a Simon Yates: su tercera victoria, su honor a la maglia rosa, que no pesa cuando la osadía gobierna tu vida y las ganas de vencer más que un ansia son una necesidad. Distanció a sus dos rivales lo suficiente para ser feliz y destruyó en parte su autoestima para el triptico de montaña con el que acabara el Giro la semana que viene. Fue su articular romance de valentía, el saber hacer de un experto, la sabidurìa del monosabio, envuelta en la muleta, asomando apenas un poco de color rosa como punto de partida.

CLASIFICACIÓN DE LA ETAPA

1 GBR YATES Simon MITCHELTON  4h 37’ 56” 0’ 10” 0’ 00”
2 COL LOPEZ Miguel Angel ASTANA 4h 38’ 37” 0’ 06” 0’ 41”
3 NED DUMOULIN Tom SUNWEB 4h 38’ 37” 0’ 04” 0’ 41”
4 ITA POZZOVIVO Domenico BAHRAIN 4h 38’ 37” 0’ 41”
5 ECU CARAPAZ Richard MOVISTAR 4h 38’ 37” 0’ 41”
6 FRA PINOT Thibaut FDJ 4h 38’ 37” 0’ 41”
7 FRA GENIEZ Alexandre AG2R 4h 39’ 16” 01’ 20”
8 ITA FORMOLO Davide BORA 4h 39’ 16” 01’ 20”
9 ESP BILBAO Pello ASTANA 4h 39’ 16” 01’ 20”
10 NED OOMEN Sam SUNWEB 4h 39’ 16” 01’ 20”

CLASIFICACIÓN GENERAL

1 GBR YATES Simon MITCHELTON 65h 57’ 37” 0’ 00”
2 NED DUMOULIN Tom SUNWEB 65h 59’ 48” 02’ 11”
3 ITA POZZOVIVO Domenico BAHRAIN 66h 0’ 05” 02’ 28”
4 FRA PINOT Thibaut FDJ 66h 0’ 14” 02’ 37”
5 COL LOPEZ Miguel Angel ASTANA 66h 02’ 04” 04’ 27”
6 ECU CARAPAZ Richard MOVISTAR 66h 02’ 24” 04’ 47”
7 GBR FROOME Chris SKY 66h 02’ 29” 04’ 52”
8 NZL BENNETT George LOTTO NL 66h 03’ 11” 05’ 34”
9 ESP BILBAO Pello ASTANA 66h 03’ 36” 05’ 59”
10 AUT KONRAD Patrick BORA 66h 03’ 50” 06’ 13”

LA DECIMOSEXTA ETAPA (MARTES)

Siga leyendo
Aviso
Toque aquí para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COPA DEL MUNDO 2018

LOS TEMAS MÁS VISTOS

FACEBOOK

Copyright © 2017 FIEBRE DEPORTIVA SL redaccion@fiebredeportiva.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
CANTERA
¿YA INTERESAN ASÍ MERINO Y YURI?
El goleador que nació en Barcelona
Berizzo armará su Athletic en Alemania
“No se nos puede exigir en 15 años el nivel que alcanzaron los hombres en más de 100”

ENTREVISTA / AINHOA TIRAPU

Damaris Egurrola, en el equipo ideal de la Liga Iberdrola

La jovencísima jugadora del Athletic, entre las más votadas por entrenadores...

Un duro rival en semifinales

El Athletic se enfrenta al Barcelona por una plaza en la...

El Athletic, en semifinales

Los dos goles de Lucía Córdoba doblegan a una Real que...

MUNDIAL DE RUSIA 2018
Bélgica se pone flamenca

Su goleada a Túnez relanza a una selección con muchas cosas...

Musa le da una bala a Messi

La victoria de Nigeria permite a Leo no cerrar la maleta...

Bienvenido sea el VAR

Brasil deja en la cuneta a Costa Rica y se salva...

GIRO DE ITALIA 2018 ITZULIA 2018
El algorteño Castroviejo, tetracampeón de España de contrarreloj

El corredor del Sky se impone a los hermanos Izagirre (Gorka...

El Tour se acuerda del vizcaíno Ezquerra

El corredor nacido en Gordexola ganó la etapa reina de la...

Pello Bilbao se une al club

El corredor de Gernika, el último de la lista de ciclistas...

Jon Rahm no pasa el corte de un US Open que revalida Brooks Koepka

A lo largo de las dos únicas jornadas disputadas, el vasco...

63º puesto final para Jon Rahm en The Players Championship

Una mala tercera jornada condenó al golfista vasco en el considerado...

¡Jon Rahm conquista el Open de España!

Quinta victoria como profesional para el golfista vasco, tercera en el...

Grande Jon Rahm: “Soy del Athletic, los demás equipos no me importan mucho”

El golfista de Barrika responde a una pregunta sobre la derrota...

EL AVISO DEL LEÓN

DAVID ESPINAR Analista deportivo y de comunicación

¡OH CAPITÁN, MI CAPITÁN!

IÑIGO MARKINEZ

EL TALANTE DE BERIZZO

DAVID ESPINAR Analista deportivo y de comunicación

UNO DE LOS NUESTROS

IÑIGO MARKINEZ

Jonnhy Sexton, una retirada a tiempo

El apertura irlandés falló dos golpes y tras unas molestias en...

Los rusos toman Fadura

El Enisei vence al Heidelberg alemán en la final de la...

Con los nervios de acero

Un golpe transformado por el neozelandés Gareth Anscombe en el último...

La final de la Champions Cup de rugby pone el cartel de “no hay entradas”

Quedan aún alrededor de 2.500 localidades para la final de la...