Connect with us

FÚTBOL

Vallana y Yermo, dos getxotarras casi olvidados que merecen una calle en su pueblo

El primero participó como futbolista en tres ediciones de los Juegos Olímpicos, el otro, en tres deportes diferentes

Pedro Vallana y José María Yermo, con la camiseta del Arenas Club.


JON RIVAS
Bilbao Ι 2018-03-02 16:38:24

Nadie podrá alegar que este reportaje está hecho con una visión partidista. Quien conoce al autor sabe de sus filias y sus fobias, y que el Arenas Club de Getxo no forma parte, precisamente, de sus preferencias, pero hay que ser justos y reconocer que dos jugadores de aquel equipo de los años veinte y treinta del siglo pasado, merecerían algún  tipo de reconocimiento por parte de las autoridades locales de Getxo, una calle, por ejemplo. Bilbao honra a Pichichi y Zarra en las vías aledañas a San Mamés. Tal vez se podría hacer algo parecido en Gobela.

Son José María Yermo Solaegui y Pedro Vallana Jeanguenat. El primero, natural de Las Arenas, el segundo, de Algorta. Los dos poseen records difícilmente alcanzables en la historia de los Juegos Olímpicos. Yermo, que era un gran atleta, participó como deportista en tres modalidades muy diferentes: fútbol, ciclismo y atletismo; el segundo es el único futbolista que ha tomado parte en tres ediciones de la competición olímpica y además fue medalla de plata en Amberes, además de formar parte del equipo arenero que ganó una final de la Copa del Rey al Barcelona por 5 a 2.

La historia de Yermo es la de un atleta singular y polifacético. Nació en Las Arenas el 21 de julio de 1903. Sus dotes atléticas le hicieron destacar en el salto de longitud y el triple. Batió el récord de España de triple salto el 29 de julio de 1923 con 12 metros 59 centímetros. Después, el 6 de abril de 1924, lo batió otras dos veces en un torneo de preselección olímpica, con 13,20 y 13,48 respectivamente. Fue el primer atleta español en superar los 13 metros. Ganó el torneo preolímpico y fue seleccionado e inscrito para representar a España en salto de longitud en los Juegos Olímpicos de París de 1924, donde Vallana participó con la selección de fútbol, aunque el día de la prueba no se presentó por una lesión. Sin embargo, su nombre figura inscrito en los archivos olímpicos.  En salto de longitud fue también plusmarquista español  con 6 metros y 23 centímetros, marca que consiguió en 1923. También participó en otras pruebas como lanzamiento de martillo o salto de altura.

Ya jugaba en el Arenas cuando comenzó a practicar el ciclismo. Fue en el campo de Ibaiondo, sede de su equipo, que contaba con un velódromo. Tenía 22 años. Probó a dar varias vueltas en bicicleta y su rendimiento fue fantástico, hasta el punto de que el periódico Excelsior le pidió que participara en una prueba para inaugurar el velódromo de Mendizorroza que organizaba el diario deportivo. Era el campeonato vasco navarro de velocidad, y lo ganó con marcas fantásticas, hasta el punto de que el conde de Vilallonga, que había sido presidente del Athletic y fundador del periódico, propuso que acudiera al campeonato del mundo que se iba a celebrar en el velódromo Sempione de Milán.

Yermo aceptó, y dos días a la semana viajaba a Vitoria para entrenarse en su bicicleta Olympique de color blanco, poco apta para la pista, pero que no quería cambiar. Días antes de viajar a Milán se le rompió el cuadro por el eje pedalier. Se la soldaron y quedó sin pintar, pero no quiso otra bicicleta para competir en el velódromo milanés. Yermo viajó a Italia con Manuel Serdán, un periodista bilbaino, no sin anécdota. Al llegar a Domodosola, la frontera entre Suiza e Italia, se dieron cuenta de que la bicicleta se había quedado en París. Tardaron un par de días en recuperarla.

Ya en Milán, Yermo acudió al velódromo a entrenarse, con su camiseta rojinegra del Arenas. Hablaba francés e inglés y enseguida se hizo amigo de los campeones que competían con él, que seis meses antes no sabía montar en bicicleta. La Gazzeta dello Sport le colocó entre los favoritos. En las eliminatorias venció a los campeones de Austria e Inglaterra, pero no acabó satisfecho aunque se clasificó. Sin embargo, al día siguiente, antes de las semifinales decidió que no iba a tomar la salida porque no se veía bien.

Volvió a la bicicleta en los Juegos Olímpicos de Amsterdam, en 1928, en los que también participó con el equipo de fútbol, una situación insólita. Tomó parte en la prueba de Sprint hombres, y se clasificó en cuarto lugar en la sexta serie, que ganó el australiano Jack Standen. Pasó a la repesca y fue segundo en su serie. Al final acabó en decimocuarta posición.


«

Yermo consiguió el primer “hat trick” en la historia de la selección española


En esos mismos Juegos Olímpicos, Yermo fue el primer futbolista que consiguió un hat trick con la selección española, en la victoria por 7-1 sobre México. España cayó en cuartos de final ante Italia, por el mismo marcador. Yermo anotó el gol español. De hecho era un goleador. Con el Arenas sumó 30 goles en los 51 partidos de Liga que jugó.

Su polivalencia le llevó a convertirse, en 1932, en la primera persona en remar todo el curso del río Ebro desde Aragón hasta el Mediterráneo. Completó el recorrido a pesar de haber volcado y ser golpeado contra rocas en la localidad de Sástago, en Zaragoza. Además formó parte de los fundadores de la Vuelta  España. Sería un bonito detalle que la organización de la carrera le homenajeara en su salida de Getxo en la próxima edición.

Yermo, después de una intensa vida dedicada al deporte, falleció a los 57 años.

El algorteño Perico Vallana (1897) también es un caso excepcional. Su vida estuvo ligada al fútbol en todas sus facetas, desde que comenzó en el Arenas con 15 años hasta que falleció en Montevideo, en 1980. Fue futbolista internacional, árbitro de Primera División y periodista deportivo, además de seleccionador de Euskadi en la gira del equipo vasco durante la Guerra Civil. Vallana disputó tres ediciones de los Juegos Olímpicos desde su posición de defensa, donde destacaba por su agilidad y su rapidez, ya que no era muy alto (medía 1,70). Ganó la Copa del Rey con el Arenas en 1919 y al año siguiente la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Amberes. Era su primera participación.

También acudió a los Juegos de París, en 1924, donde tuvo la fatalidad de marcar en propia puerta el gol que eliminó a España frente a Italia en la primera eliminatoria. Vallana regresó en Amsterdam 1928 y allí jugó su último partido como internacional, después de lesionarse en el partido contra México en el que su paisano Yermo marcó tres goles. De todas formas, ningún otro futbolista ha podido superar su marca de tomar parte en tres ediciones de los Juegos Olímpicos. Sólo Ricardo Zamora podría haberle igualado, pero a esas alturas de su carrera se había convertido en profesional. Vallana fue amateur toda su carrera.

Vallana comenzo la temporada 1929/30 como futbolista, en la Liga recién inaugurada, y acabó como árbitro en Primera Divisíon. Es por tanto el único que ha sido jugador y árbitro la misma temporada. Siguió pitando hasta 1936, y al estallar la Guerra Civil se convirtió en el seleccionador de Euskadi en la gira por Europa y América para recaudar fondos. Se exilió a Uruguay, el país contra el que jugó su único partido vestido con la camiseta del Athletic (un amistoso en el que el Arenas cedió varios futbolistas), y allí se convirtió en cronista deportivo. Murió en 1980.

Tanto él como Yermo se merecen un reconocimiento de Getxo, su pueblo, que nunca han tenido.

Siga leyendo
Aviso
Toque aquí para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LOS TEMAS MÁS VISTOS

FACEBOOK

Copyright © 2017 FIEBRE DEPORTIVA SL redaccion@fiebredeportiva.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
CANTERA
Josu Urrutia dice que no hubo oferta “concreta” por Oyarzabal
La prueba del nueve para el diez
Sólo 50 millones por Oyarzabal
El equipo de Agirre ya está en marcha

El técnico rojiblanco contará con el fichaje de Marta Unzué,...

Novedades para empezar la temporada

No hay fichajes, pero sí cambios en la estructura técnica de...

“No se nos puede exigir en 15 años el nivel que alcanzaron los hombres en más de 100”

ENTREVISTA / AINHOA TIRAPU

Damaris Egurrola, en el equipo ideal de la Liga Iberdrola

La jovencísima jugadora del Athletic, entre las más votadas por entrenadores...

MUNDIAL DE RUSIA 2018
Un justo campeón del Mundo

Francia fue la mejor selección del campeonato aunque su fútbol no...

La hercúlea Francia ya es bicampeona

Aplasta 4-2 por su poderío atlético y manual táctico a la...

Francia y Croacia disputarán la inédita final del Mundial de Rusia 2018

Las semifinales de la Copa del Mundo dejan con la miel...

GIRO DE ITALIA 2018 ITZULIA 2018 TOUR DE FRANCIA 2018
Una buena tarde que se estropea

Julian Alaphilippe se lleva la Clásica de San Sebastián marcada por...

La mejor carrera del mundo

Alex Aranburu logra su primer triunfo como profesional en el Circuito...

Equipo rico, equipo pobre

El Sky se embolsa 728.630 euros en premios y el Education...

Meritoria 4ª posición final para Jon Rahm en el PGA Championship

El estadounidense Brooks Koepka releva en el palmarés a su compatriota...

Jon Rahm finaliza 17º el Mundial

Los 275 golpes totales le alejan a diez del campeón Justin...

Jon Rahm no pasa el corte en el British Open

Una desastrosa segunda jornada le hace despedirse de Escocia antes de...

Inacabada remontada de Jon Rahm en el Irish Open

El vigente campeón finaliza en el 4º puesto

YO ME BAJO

JON RIVAS

LEZAMA Y EL FÚTBOL MODERNO

BORJA REVILLA Ex jugador de Basconia, inferiores del Athletic, Amurrio, Barakaldo, Getafe...

¿ES EL ENEMIGO?: QUE SE PONGA

JON RIVAS

NO A LA PORNOGRAFÍA INFANTIL

JON RIVAS

Jonnhy Sexton, una retirada a tiempo

El apertura irlandés falló dos golpes y tras unas molestias en...

Los rusos toman Fadura

El Enisei vence al Heidelberg alemán en la final de la...

Con los nervios de acero

Un golpe transformado por el neozelandés Gareth Anscombe en el último...

La final de la Champions Cup de rugby pone el cartel de “no hay entradas”

Quedan aún alrededor de 2.500 localidades para la final de la...