Connect with us

TOUR DE FRANCIA 2018

Las ocurrencias de las grandes carreras

Los fiascos se han repetido cuando las vueltas por etapas han querido innovar su repertorio clásico

Pedro Delgado, durante el Tour de 1988 que acabó ganando. MOVISTAR TEAM

Etapa 17 / 25 de julio / Bagnéres de Luchon–Col du Portet / 65 Kms.


La etapa entre Bagneres de Luchon y el Col del Portet presenta una novedad en su salida, que se hace desde una parrilla similar a las de las carreras de motos y con Geraint Thomas ocupando la pole, pero en el Tour y en otras carreras por etapas, las ocurrencias a lo largo de la historia han sido variadas. No hace poco, el Giro tuvo que suspender una etapa que tenía prevista en la modalidad de contrarreloj y que se hacía en bajada. Los ciclistas consiguieron que el disparate no se consumara, pero se han dado otros, por ejemplo, la profusión de dobles jornadas que se dio en el Tour de 1973, el que acabó ganando Luis Ocaña y en el que, al final, los ciclistas amenazaron con declararse en huelga. No era para menos. Seis etapas de aquella edición se disputaron en dos sectores. La primera de ellas, el primer día. Un sector en línea de 84 kilómetros por la mañana, entre Scheringen y Rotterdam, y otro por la tarde, de 137 kilómetros, entre Rotterdam y St. Niklas. Al día siguiente, en la segunda etapa, otra vez ración doble: una crono de 12,4 kilómetros por la mañana y una etapa de 138 kilómetros por la tarde, sobre el pavés de Roubaix.

La séptima etapa también se desarrolló en dos sectores, ambos con final en alto. El primero, entre Divone Les Bains y Gaillard, de 86,5 kilómetros, que ganó Ocaña; el segundo, con victoria de Thevenet, de 150 kilómetros, entre Gaillard y Meribel. La decimosegunda etapa tuvo de todo: una contrarreloj matinal de 28 kilómetros entre Perpignan y Thur, y una etapa de montaña, de 76 kilómetros, entre Thur y Pyrenees 2000. El 18 de julio, la decimosexta etapa entre Fleuriene y Burdeos tuvo 210 kilómetros y por la tarde se celebró una contrarreloj de 12,4 en la capital del vino. Para acabar, el último día también hubo sesión doble. A la mañana la contrarreloj de 16 kilómetros en Versalles y a la tarde, 89 kilómetros entre Versalles y París, que además, al contrario que ahora, que sirve para homenajear al líder, se disputó a cara de perro.

El Tour también tuvo una bonita ocurrencia en 1988, el año en el que ganó Pedro Delgado. Fue la creación de una etapa llamada “prefacio”. Se trataba de una contrarreloj por equipos de 5,2 kilómetros. Al llegar al kilómetros 4, todos los componentes del equipo paraban y sólo uno, el más rápido, seguía hasta la meta para establecer el tiempo final. Con el registro del más rápido se establecía el maillot amarillo, que se lo llevó Guido Bontempi; con el tiempo del equipo hasta el kilómetro 4 se hacía una clasificación que servía como orden de salida en la crono por equipos “seria” del día siguiente, que, como en tiempos de Ocaña, fue una etapa en dos sectores, el primero de 91,5 kilómetros y la crono por equipos, de 48.

Pero al Tour le salió regular la jugada, porque la UCI se negó a homologar ese “prefacio”, que según ellos, sólo trataba de añadir un día más a la carrera, fuera de los reglamentos. La UCI lo consideró un critérium fuera del Tour y ni siquiera permitió a los jueces internacionales que lo cronometraran. El Tour aclaró antes de la salida, que no era una etapa obligatoria para los equipos y que quienes quisieran, podían no tomar la salida. Sin embargo, para evitar problemas, todos lo hicieron.

Ese año 1988 fue el de las grandes ocurrencias, porque la Vuelta a España también tuvo la suya, y gorda. Ese año salió de las Islas Canarias, era la Vuelta de las desmesuras, con el boom del ciclismo. Había nueve helicópteros siguiendo la carrera. Massiel y Eloy Arenas protagonizaban un espectáculo al final de cada etapa, y a Alberto Gadea, el hombre que organizaba la carrera, se le ocurrió hacer una primera etapa que, en esencia, se parece un poco a la que se va a disputar en el Tour. Dividió el pelotón en cinco grupos de 36 corredores cada uno para disputar 17,6 kilómetros en línea. Los grupos los formaban dos corredores de cada equipo. La organización elegía a cuatro cabezas de serie de cada equipo, numerados del 1 al 4. Los directores de cada equipo eligieron al quinto cabeza de serie y a un gregario para ayudar a cada uno de esos cabezas de serie. (los equipos tenían 10 corredores). El plan consistía en vestir de líder al ganador del sprint en el grupo más rápido de todos.

Pero el invento salió rana: la organización quería un comienzo espectacular y un líder de prestigio desde el primer día. Ganó el grupo en el que iban los favoritos, que se deslomaron por conseguir el mejor tiempo, lo que aprovechó el italiano Pastorelli, a quien no conocía nadie, para ganarles en el esprint después de no dar un palo al agua en los kilómetros anteriores. El invento también consiguió que corredores como lndurain, Anselmo Fuerte, Gastón o Pello Ruiz Cabestany, después de sólo 17 kilómetros, salieran de la primera etapa con más de un minuto perdido. La Vuelta no lo intentó más.

 

 

Siga leyendo
Aviso
Toque aquí para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LOS TEMAS MÁS VISTOS

FACEBOOK

Copyright © 2017 FIEBRE DEPORTIVA SL redaccion@fiebredeportiva.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
CANTERA
Josu Urrutia dice que no hubo oferta “concreta” por Oyarzabal
La prueba del nueve para el diez
Sólo 50 millones por Oyarzabal
El equipo de Agirre ya está en marcha

El técnico rojiblanco contará con el fichaje de Marta Unzué,...

Novedades para empezar la temporada

No hay fichajes, pero sí cambios en la estructura técnica de...

“No se nos puede exigir en 15 años el nivel que alcanzaron los hombres en más de 100”

ENTREVISTA / AINHOA TIRAPU

Damaris Egurrola, en el equipo ideal de la Liga Iberdrola

La jovencísima jugadora del Athletic, entre las más votadas por entrenadores...

MUNDIAL DE RUSIA 2018
Un justo campeón del Mundo

Francia fue la mejor selección del campeonato aunque su fútbol no...

La hercúlea Francia ya es bicampeona

Aplasta 4-2 por su poderío atlético y manual táctico a la...

Francia y Croacia disputarán la inédita final del Mundial de Rusia 2018

Las semifinales de la Copa del Mundo dejan con la miel...

GIRO DE ITALIA 2018 ITZULIA 2018 TOUR DE FRANCIA 2018
Una buena tarde que se estropea

Julian Alaphilippe se lleva la Clásica de San Sebastián marcada por...

La mejor carrera del mundo

Alex Aranburu logra su primer triunfo como profesional en el Circuito...

Equipo rico, equipo pobre

El Sky se embolsa 728.630 euros en premios y el Education...

Meritoria 4ª posición final para Jon Rahm en el PGA Championship

El estadounidense Brooks Koepka releva en el palmarés a su compatriota...

Jon Rahm finaliza 17º el Mundial

Los 275 golpes totales le alejan a diez del campeón Justin...

Jon Rahm no pasa el corte en el British Open

Una desastrosa segunda jornada le hace despedirse de Escocia antes de...

Inacabada remontada de Jon Rahm en el Irish Open

El vigente campeón finaliza en el 4º puesto

YO ME BAJO

JON RIVAS

LEZAMA Y EL FÚTBOL MODERNO

BORJA REVILLA Ex jugador de Basconia, inferiores del Athletic, Amurrio, Barakaldo, Getafe...

¿ES EL ENEMIGO?: QUE SE PONGA

JON RIVAS

NO A LA PORNOGRAFÍA INFANTIL

JON RIVAS

Jonnhy Sexton, una retirada a tiempo

El apertura irlandés falló dos golpes y tras unas molestias en...

Los rusos toman Fadura

El Enisei vence al Heidelberg alemán en la final de la...

Con los nervios de acero

Un golpe transformado por el neozelandés Gareth Anscombe en el último...

La final de la Champions Cup de rugby pone el cartel de “no hay entradas”

Quedan aún alrededor de 2.500 localidades para la final de la...