Connect with us

MUNDIAL DE RUSIA 2018

Los cinco goles del ruso

Nadie ha podido superar la marca de Oleg Salenko, que anotó cinco tantos frente a Camerún en 1994

Oleg Salenko marca uno de su goles frente a Camerún en el Mundial de Estados Unidos.

Héroes de otros tiempos (II)    OLEG SALENKO


Volvía yo de Italia, todavía impactado por la majestuosidad de mi primera gran carrera por etapas, con el estómago algo revuelto de tomar tanto Lipton Ice Tea, que era la única bebida de la sala de prensa, y el ánimo tocado por la derrota de Miguel Indurain, la primera en una grande en los últimos cuatro años, a pesar de su exhibición en el Mortirolo. Creía que Pantani, después de lo que hizo en aquel Giro, se iba a convertir en la gran amenaza de los siguientes años. Pensaba, también, que el ruso Berzin era demasiado prepotente después de haber ganado la carrera italiana, que fue lo máximo que logró porque luego se dedicó a la buena vida. Hace poco me contó José Miguel Echavarri que se lo había encontrado años después en Italia, cuando al director navarro se le estropeó el coche y se metió en el primer concesionario que vio. Lo regentaba Eugeni, que le dio un gran abrazo y no le cobró el arreglo.

Pues eso. Venía del Giro que es otro mundo, y fue llegar a la redacción del periódico y empezar con la rutina. “Tendrás que ayudar a los del Mundial”. Es el sino de los periodistas. Pasas de recorrer mundo a cortar y pegar sin solución de continuidad. Pero al menos me servía para ver los partidos. Y en aquel Mundial de camisetas horripilantes, amplias como blusones, a las que sólo les faltaban las hombreras que entonces estaban tan de moda, apareció fulgurante, otro ruso como Berzin. Se llamaba Oleg Salenko.

El bodeguero riojano Marcos Eguizábal lo había reclutado para el Logroñés. hizo un buen negocio… tres años antes del Mundial, pero el que culminó poco antes de comenzar la cita en Estados Unidos no lo fue tanto. Salenko, el jugador que vendió al Valencia  en un paquete que incluía a Romero, por trescientos millones de pesetas, se revalorizó en sólo una noche. Sus cinco goles a Camerún le convirtieron en historia viva del Mundial. Paco Roig se frotaba las manos.

El avispado presidente del Logroñés compró a Oleg Salenko a precio de saldo. El jugador de San Petersburgo pertenecía a la plantilla de un deprimido Dinamo de Kiev que apenas tenía dinero para abonar las mensualidades de sus jugadores. Así que el bodeguero riojano pagó cuatro perras y se trajo a Logroño al goleador como cedido. Al cambio, Salenko salió ganando. Su nivel de vida comparado con el que mantenía en Kiev era muy superior. Sin embargo, su ficha en el conjunto riojano se antojaba ridícula en comparación a la de las de decenas de futbolistas extranjeros que pululaban por la Liga española, e incluso con las de sus compañeros de equipo, en una de las plantillas más baratas de Primera División.

Pero Salenko reivindicó pronto su nombre y su categoría con la camiseta rojiblanca. En pocas jornadas se metió a la afición de Las Gaunas en el bolsillo y, a la vez, consiguió que en el suyo entrara más dinero del que en un principio estaba dispuesto a soltar Eguizábal. Marcó siete goles en su media temporada inicial. El año anterior al Mundial, con más conocimiento de lo que se cocía en España y una ficha de 29 millones de pesetas (180.000 euros), anotó quince dianas y se ganó el traspaso a un club con más empaque. Eguizábal, entonces, cerró su trato con el Valencia. «No había otro camino, era lo mejor para él y también para el Logroñés porque los clubes modestos tenemos que desprendernos de los mejores jugadores para obtener dinero en los traspasos y sobrevivir». Tal vez se precipitó, pero lo justificaba: «Si el Logroñés tuviera nueve mil socios Salenko seguiría aquí, pero con sólo seis mil abonados es imposible retener a los jugadores y competir con las ofertas de otros clubes».

Oleg Salenko se convirtió es el máximo goleador en un partido de la fase final de un Mundial y Parreira, el entrenador del Valencia, se frotaba las manos. Su hazaña ante Camerún superó las anteriores de otros futbolistas que, antes que él habían escrito las páginas más bellas de la Crónica General del Campeonato del Mundo. Pero como sucede en estos casos, no faltó la polémica a la hora de adjudicar a Salenko el primer lugar en la lista de máximos realizadores en un partido. El servicio de información mundialista anunció, en un primer momento, que el ruso compartía el honor con un jugador uruguayo, Juan Alberto Schiaffino. Según los ordenadores que contenían todos los datos relativos a la historia de los campeonatos, el futbolista charrúa le marcó cinco goles a Bolivia en el Mundial de 1950. Pero fueron sus propios compatriotas quienes desmintieron una información que consideran errónea. Los periodistas uruguayos que presenciaron aquella goleada confirmaron que Schiaffino sólo anotó dos tantos en aquel partido, mientras que su compañero Oscar Míguez hacía tres. Ghiggia, Vidal y Pérez completaron la tarea.

Con cuatro ya hay algunos más. Desde el mítico Just Fontaine, hasta Emilio Butragueño, que en la mágica tarde de Querétaro alcanzó, a las órdenes de Miguel Muñoz, su momento de mayor gloria vistiendo la camiseta de la selección española. Frente a Dinamarca, el Buitre destapó toda su sabiduría. A poco de finalizar la primera parte contra Dinamarca y con el marcador en contra, robó un balón y le hizo un túnel al portero. Después, en la segunda mitad, machacó de cabeza un toque -también con la cabeza- de Camacho a la salida de un córner. Abrió un paréntesis goleador Andoni Goikoetxea, que marcó de penalti el 3-1. Lo volvió a cerrar Butragueño al aprovechar un contragolpe que condujo Eloy Olalla. La guinda, esta vez de penalti, la puso Emilio tras una jugada en la que él mismo fue derribado.

Esa tarde mágica en México le sirvió para unirse a la leyenda de Willimovski, el polaco que en 1938 marcó también cuatro en un encuentro frente a Brasil en el que su equipo perdió 6-5. También a Ademir, que machacó con Brasil a Suecia (7-1) en 1950, y a Kocsis, autor de cuatro goles en el Hungría-Alemania (8-3), de 1954. O a Fontaine, que anotó los mismos tantos contra Alemania (6-3), en 1958. Y, como no, a Eusebio, el mejor jugador de la historia de Portugal, que en 1966 remontó, él solito, los tres goles de ventaja que había adquirido sorprendentemente Corea del Norte.

Siga leyendo
Aviso
Toque aquí para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COPA DEL MUNDO 2018

LOS TEMAS MÁS VISTOS

FACEBOOK

Copyright © 2017 FIEBRE DEPORTIVA SL redaccion@fiebredeportiva.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
CANTERA
Un digno Athletic Juvenil no salta la valla del Atlético
El Athletic Juvenil busca una machada
El Athletic valora recuperar a Guillermo
“No se nos puede exigir en 15 años el nivel que alcanzaron los hombres en más de 100”

ENTREVISTA / AINHOA TIRAPU

Damaris Egurrola, en el equipo ideal de la Liga Iberdrola

La jovencísima jugadora del Athletic, entre las más votadas por entrenadores...

Un duro rival en semifinales

El Athletic se enfrenta al Barcelona por una plaza en la...

El Athletic, en semifinales

Los dos goles de Lucía Córdoba doblegan a una Real que...

MUNDIAL DE RUSIA 2018
Se tambalea el mundo

La derrota de Alemania y el empate de Brasil propician un...

Messi y diez menos

Argentina, la gran decepción en los tres primeros días, con su...

Recital de España, pega Cristiano y canta De Gea

El equipo de Hierro se exhibe durante muchos minutos pero acaba...

GIRO DE ITALIA 2018 ITZULIA 2018
Pello Bilbao se une al club

El corredor de Gernika, el último de la lista de ciclistas...

Al tío del mazo le ha dolido el brazo

La fatiga se ha cobrado demasiadas víctimas ilustres en una carrera...

El hombre que conquistó la Cima Coppi

Muere el ex ciclista vizcaíno Andrés Gandarias a los 75 años...

Jon Rahm no pasa el corte de un US Open que revalida Brooks Koepka

A lo largo de las dos únicas jornadas disputadas, el vasco...

63º puesto final para Jon Rahm en The Players Championship

Una mala tercera jornada condenó al golfista vasco en el considerado...

¡Jon Rahm conquista el Open de España!

Quinta victoria como profesional para el golfista vasco, tercera en el...

Grande Jon Rahm: “Soy del Athletic, los demás equipos no me importan mucho”

El golfista de Barrika responde a una pregunta sobre la derrota...

EL AVISO DEL LEÓN

DAVID ESPINAR Analista deportivo y de comunicación

¡OH CAPITÁN, MI CAPITÁN!

IÑIGO MARKINEZ

EL TALANTE DE BERIZZO

DAVID ESPINAR Analista deportivo y de comunicación

UNO DE LOS NUESTROS

IÑIGO MARKINEZ

Jonnhy Sexton, una retirada a tiempo

El apertura irlandés falló dos golpes y tras unas molestias en...

Los rusos toman Fadura

El Enisei vence al Heidelberg alemán en la final de la...

Con los nervios de acero

Un golpe transformado por el neozelandés Gareth Anscombe en el último...

La final de la Champions Cup de rugby pone el cartel de “no hay entradas”

Quedan aún alrededor de 2.500 localidades para la final de la...