Connect with us

TOUR DE FRANCIA 2018

Se marcha un valiente

CRÓNICAS DE DOS DÉCADADS
(2000-2017)

Joseba Beloki, herido en el suelo tras su caída en el descenso de La Rochette, camino de Gap. TOUR DE FRANCE

2003 9ª etapa 14 de julio Le BOURG D´OISANS/GAP. Ganador: Vinokourov


Se marcha un valiente. Sólo una caída ha podido con él. Joseba Beloki, tres veces podio en el Tour, buscaba este año dar la sorpresa. «Atacaré todos los días», anunció en Alpe d’Huez. De repente, su mentalidad había cambiado. Quería ganar el Tour.Sabía que para hacerlo tenía que desbancar a Armstrong a base de ataques, hasta desfallecer, buscando la emboscada o batallando cara a cara. «Este año me da lo mismo ser segundo que reventar”.

Ayer también atacó, en el alto de Saint Apollinaire, un puerto de segunda. Incansable Beloki, aguerrido como nunca, desconocido…Y de repente dice adiós. Maldita curva, maldito asfalto reblandecido, maldito tubular. Bajaba como un poseso para cazar a Vinokourov, que atacó faltando un kilómetro para la cima de La Rochette, una tachuela de tercera categoría, que pasará a la historia como pasó el col de Mente, aquel en el que Ocaña perdió su primera oportunidad de ganarle el Tour a Eddy Merckx.

El kazajo apenas llevaba 12 segundos de ventaja porque Beloki aceleró en el descenso. Tomó el mando. No quería regalar nada a nadie. Le seguían todos con el gancho. Armstrong a su rueda, apenas a dos metros. A veces le daba un relevo. Vio una curva a la izquierda, cerrada. Al otro lado de un campo de cebada, la pancarta de cuatro kilómetros para la meta. Hacía calor, bochorno. El termómetro superaba los 40 grados al sol, el asfalto estaba reblandecido, en malas condiciones. La ruta de Briançon a Gap no es, precisamente, la mejor carretera de Francia.

Joseba tocó el freno, se le clavó la rueda trasera, le reventó. La bicicleta le hizo un extraño, trató de dominarla, pero a 70 por hora es muy difícil, imposible. Mientras, Armstrong pensaba rápido. Buscó una vía de escape para no caer él también, para no perder el Tour un día después de vestirse de amarillo.Tuvo suerte, la de los campeones. A su izquierda, donde otras veces hay un barranco o un río, se desplegaba el campo de cebada recién segado que llevaba hasta la pancarta de cuatro kilómetros.

Beloki empezaba a rodar por el suelo, cayendo sobre la cadera. Mayo y Zubeldia, que venían detrás, salvaron la situación con un frenazo. Los otros vieron el accidente desde más lejos y tuvieron tiempo para pasar por la derecha. Armstrong rodaba ya por el campo, sin poder frenar. «Nunca he pasado más miedo sobre la bicicleta en mi vida». Paró a tiempo, se bajó de la máquina y saltó hasta la carretera. Allí volvió a montar. Justo cuando pasaban los demás. Se ganó alguna bronca por su temeridad, pero estaba ileso. No sufrió daños, sólo el susto. Aunque se organice una polémica por su acción, ésta fue legal, evidentemente contemplada en el reglamento, que da potestad a los comisarios para decidir si existe voluntariedad o ánimo de hacer trampas.

Armstrong no hacía trampa. Lo dicta el sentido común. Jaksche y Azevedo, los dos compañeros de Beloki que venían por detrás, se pararon para atender al herido. No sabían qué hacer hasta que llegó el coche del ONCE-Eroski. Entre ellos y un gendarme, que vio el accidente a un par de metros, trataron de atender al corredor. Manolo Saiz, desencajado, bajó a toda velocidad, junto con Faustino Muñoz, el mecánico del equipo. Enseguida trataron de reincorporar al ciclista, que se dolía de la cadera.

Beloki quería continuar.Pidió que le trajeran la bicicleta. Estaba blanco por el susto y el dolor, pero únicamente pensaba en la carrera. Era imposible.Intentó ponerse de pie y no podía apoyar la pierna derecha. Saiz y sus ayudantes se dieron cuenta de que no podía seguir y ordenaron a sus dos compañeros, que estaban allí para lo que fuera, que siguieran hacia la meta. Beloki, todo pundonor, no podía hacerse a la idea de perder el Tour. No sabía entonces que tenía una fractura de la cabeza del fémur de la pierna derecha, por la que será intervenido quirúrgicamente y el cúbito y el radio del brazo derecho que, según el parte médico, se curará con una simple escayola.

Llegó la ambulancia y montaron a Beloki. Hizo los últimos cuatro kilómetros dentro del vehículo y fue conducido al hospital. Estaba fuera, justo cuando ayer los periódicos franceses no dejaban de jalear la buena nueva: Armstrong es humano. Hablaban ya de una conjunción de fuerzas para tratar de desbancar al texano en los Pirineos. Tenían la esperanza de que entre Mayo y Beloki podrían poner en apuros al boss.

Pero Beloki no estará en los Pirineos. Con un poco de fortuna lo verá desde su casa, con la amargura de saber que él hubiera podido estar ahí, tratando de desinflar la vanidad del campeón texano. Maldito tubular, maldito asfalto. La leyenda del Tour se siguió escribiendo ayer a cuatro kilómetros de la meta de Gap, más que en la propia línea de llegada en la que Vinokourov apareció triunfante. Iban Mayo, que fue tercero, le recortó ocho segundos a Armstrong por la bonificación. Un consuelo amargo.

Siga leyendo
Aviso
Toque aquí para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LOS TEMAS MÁS VISTOS

FACEBOOK

Copyright © 2017 FIEBRE DEPORTIVA SL redaccion@fiebredeportiva.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
CANTERA
El nuevo Athletic pide paso
Doble examen en Amorebieta
POR UN ATHLETIC IMPREVISIBLE
Novedades para empezar la temporada

No hay fichajes, pero sí cambios en la estructura técnica de...

“No se nos puede exigir en 15 años el nivel que alcanzaron los hombres en más de 100”

ENTREVISTA / AINHOA TIRAPU

Damaris Egurrola, en el equipo ideal de la Liga Iberdrola

La jovencísima jugadora del Athletic, entre las más votadas por entrenadores...

Un duro rival en semifinales

El Athletic se enfrenta al Barcelona por una plaza en la...

MUNDIAL DE RUSIA 2018
Un justo campeón del Mundo

Francia fue la mejor selección del campeonato aunque su fútbol no...

La hercúlea Francia ya es bicampeona

Aplasta 4-2 por su poderío atlético y manual táctico a la...

Francia y Croacia disputarán la inédita final del Mundial de Rusia 2018

Las semifinales de la Copa del Mundo dejan con la miel...

GIRO DE ITALIA 2018 ITZULIA 2018 TOUR DE FRANCIA 2018
¿A quién le interesa el Tour?

Peter Sagan vuelve a ganar al sprint en la primera etapa...

No te levantes, Carlos

CRÓNICAS DE DOS DÉCADADS (2000-2017)

Los tontos de Alpe d´Huez

Geraint Thomas, el líder, gana en la cima después de una...

Jon Rahm no pasa el corte en el British Open

Una desastrosa segunda jornada le hace despedirse de Escocia antes de...

Inacabada remontada de Jon Rahm en el Irish Open

El vigente campeón finaliza en el 4º puesto

Jon Rahm recupera buenas vibraciones y finaliza 5º el Open de Francia

El sueco Alexander Noren campeona en Guyancourt

Jon Rahm no pasa el corte de un US Open que revalida Brooks Koepka

A lo largo de las dos únicas jornadas disputadas, el vasco...

¿ES EL ENEMIGO?: QUE SE PONGA

JON RIVAS

NO A LA PORNOGRAFÍA INFANTIL

JON RIVAS

EL AVISO DEL LEÓN

DAVID ESPINAR Analista deportivo y de comunicación

¡OH CAPITÁN, MI CAPITÁN!

IÑIGO MARKINEZ

Jonnhy Sexton, una retirada a tiempo

El apertura irlandés falló dos golpes y tras unas molestias en...

Los rusos toman Fadura

El Enisei vence al Heidelberg alemán en la final de la...

Con los nervios de acero

Un golpe transformado por el neozelandés Gareth Anscombe en el último...

La final de la Champions Cup de rugby pone el cartel de “no hay entradas”

Quedan aún alrededor de 2.500 localidades para la final de la...